Poligamia: ¿podrías acostumbrarte a este tipo de relación?

A los que estamos de este lado del mundo siempre nos despertó curiosidad la poligamia. Y también fantasías. Muchas mujeres, un hombre… ¿Qué pasará entre esas cuatro paredes? Imaginamos celos, traiciones, competencia, favoritismos. Sentimientos demasiado occidentales que seguramente, quienes viven bajo las reglas de este tipo de uniones, deben sentir en menor dosis o de una manera distinta a la que estamos acostumbrados los católicos/cristianos. Dudo que los polígamos sientan culpa por estar mucho con una de las esposas y menos con otra, ya que eso está dentro de la “infidelidad” permitida. Y tampoco creo que exista una real competencia entre las chicas de un harén, si en definitiva es el hombre quien elige con quién pasar la noche, más allá de la voluntad de sus esposas…

[Relacionado: ¿Los hombres son más propensos a la infidelidad?]

¿Qué piensas de la poligamia? ¿Podrías acostumbrarte a una relación de este tipo? / Foto: Thinkstock¿Qué piensas de la poligamia? ¿Podrías acostumbrarte a una relación de este tipo? / Foto: Thinkstock



Parece una realidad muy lejana y minoritaria, pero no lo es. No estamos solo hablando de un jeque árabe y sus mujeres. Según el Atlas etnográfico elaborado por la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, de las 1,231 sociedades humanas estudiadas, 186 son monógamas y 1045, polígamas; de estas, 453 son ocasionalmente poligínicas (un varón con múltiples mujeres) y 588 lo son frecuentemente, mientras que solo 4 son poliándricas (una mujer con múltiples varones), aunque algunos estudios más recientes elevan la cifra de poliandría a 53, de acuerdo con dicha publicación.

[Relacionado: El gen de la infidelidad]

Tampoco hay que irse tan lejos para que este tipo de vínculos tenga lugar. En Paraguay, por ejemplo, es una práctica más que habitual. Lo llaman “relaciones abiertas” pero, sin duda, son los hombres los que más se benefician con la posibilidad de tener relaciones con otras mujeres, mientras siguen en pareja, ya que el hábito del “picoteo” está menos extendido entre las mujeres.

Por estas latitudes, el debate sigue vivo. En el festival Ciudad de las Ideas Puebla 2013, que tuvo lugar hace unos pocos días en México, se enfrentó a distintos académicos de acuerdo a su aprobación o no de la poligamia. En un escenario en el que se colocaron cuerdas como si fuera un cuadrilátero de box y se escucharon toques de campana, Michael Shermer aseguró que la monogamia es un látigo; mientras que David Buss explicó que los hombres habitualmente tienen fantasías sexuales con diferentes parejas.

[Relacionado: Trío sexual, ¿solo una fantasía?]

Kit Opie, por su parte, destacó que por naturaleza el ser humano y su corazón son monógamos; mientras que Helen Fisher destacó que el 25 por ciento de los hombres y 15 por ciento de las mujeres engañan en una relación. Por su parte, Robert Sapolsky comentó que las personas no son ni lo uno ni lo otro: "A nivel cerebral somos una especie sumamente confundida en cuanto a monogamia y poligamia".

Con aprobación o no de la religión que rige la moral de cada sociedad, la poligamia aparece en todos los rincones, blanqueada con un formato casi familiar o teñida de adulterio. Algo sucede con el goce sexual del ser humano que no entiende de exclusividades a la hora de perderse entre las sábanas, salvo que opere la censura, ¿no?

¿Qué piensas de la poligamia? ¿Podrías acostumbrarte a una relación de este tipo?

Cargando...

YAHOO MUJER EN FACEBOOK